Desde el otro lado del espejo

1142175868_f_redimensionar.jpg

Me encierro en el baño. Huyo de la compañía y la falsa comprensión. Me miro en el espejo. Pienso que el joven que me devuelve la mirada desde el otro lado no es como debería.

Participar en esta demencial obra de teatro me está tratornando. Empiezo a llorar. Siento que las lágrimas van borrando un maquillaje invisible a los ojos ajenos.

Mi reflejo me imita y rompe en sollozos. Le pido que lo haga en silencio, pues no quiero que nadie sepa que no deseo seguir actuando. Abro un cajón de mármol travertino.

Saco una cuchilla plateada y juego a acariciar mis muñecas con ella. Se me ocurre fundir mi piel con el punzante objeto, pero mi reflejo me suplica que no lo haga. Vacilo.

Cedo a sus ruegos y me desprendo de la cuchilla. Mi reflejo me recuerda qe no tengo opción, que no hay tiempo para más descanso, que el público espera impaciente mi próxima representación.

Me seco las lágrimas. Mientras lo hago, siento que el maquillaje vuelve a aparecer en mi rostro. Comprendo que el espectáculo debe continuar.

Me levanto y antes de abandonar el baño, echo una última mirada al espejo. Mi reflejo sonríe: – ¡Mucha mierda!

Explore posts in the same categories: Littera, Personal

3 Comments on “Desde el otro lado del espejo”

  1. Closto Says:

    Desde luego hoy en día todos somos actores. No hace falta ser un genio para saber que se nos pide llevar una careta o maquillaje o un disfraz cuando hay alguien delante de nosotros. Es tristemente cierto y por eso es tristemente cierto que mucha gente ya no sabe si es lo que es con otros o cuando está a solas. Personalmente opino que hay soluciones para que esto no pase pero que no se quieren enseñar.

    A veces uno envidia a esos pocos seres que van por la vida sin complejos, o sea, sin maquillaje. Mas el no ser como ellos no implica la necesidad extrema de jugar con cuchillas, aunque ya se han dado casos, obviamente.

  2. jurgi Says:

    Muchas gracias por tus comentarios Closto. En el último texto no pretendía decir que quitarse la vida sea la solución a estar cansado de fingir una vida, ni mucho menos jeje.

    Pero me pareció interesante mostrarlo de esta manera, por que los ejemplos drásticos son los que mejor pueden explicar el sentimiento de la persona afectada.

    Muchas gracias por tus comentarios una vez mas.

  3. Closto Says:

    ^^Es siempre un placer poder comentar artículos tan interesantes como éste y es que ciertamente empiezo a leer todos los blogs como loco buscando historias así.

    Entiendo perfectamente que los ejemplos drásticos son los más adecuados para reflejar las vivencias de mucha gente, mas, por desgracia, el hombre de hoy en día, en mi opinión, no ha nacido con la capacidad de aprender las cosas importantes a base de ejemplos.


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: