Memorias de un té amargo

1138830297_f_redimensionar.jpg

Y fue en aquel preciso instante, en aquella acogedora cafetería cuando caí en la cuenta. Quizás por la similitud del liquido de aquella taza, con el objetivo de una cámara, quizás por que al ver mi rostro reflejado en aquel recipiente, se me ocurrió que mi reflejo estaba prisionero al otro lado…no se la razón exacta por la que me percaté de aquello, solo sé que lo hice.

LA VIDA ES UNA SERIE DE TELEVISIÓN. La versión actual de lo que en los antiguos anfiteatros griegos hubiese sido bautizada como tragicomedia. He vivido muchas temporadas desde que tengo uso de razón: La infancia, la adolescencia etc. Terminar con una temporada puede ser muy duro, por que hay actores cuya continuidad pende de un hilo, otros que deciden no renovar sus contratos al menos por un tiempo y otros que abandonan la serie definitivamente.

Por otra parte, cuando firmas para la siguiente temporada, sientes la ilusión y la curiosidad de descubrir que nuevas incorporaciones se unirán al elenco habitual, que antiguas estrellas invitadas volverán a cruzarse en tu vida y que nuevas tramas habrán escrito los guionistas, a quienes los antiguos griegos hubiesen bautizado como “hados o tejedores del destino”.

En mi caso no puedo quejarme, me ha tocado una serie de calidad. Lo cual ha permitido que mi personaje no sea lineal, de manera que nunca soy la misma persona cuando empieza y cuando acaba una temporada. Aunque todos hemos tenido momentos de malas audiencias, en las que nos convertíamos en espectadores de nuestras propias vidas, en lugar de seguir actuando. Por fortuna, esas transiciones siempre acaban siendo pasajeras.

Disfrutar de los buenos momentos que os brinde cada capitulo de vuestra vida será la mejor opción, pues ninguna serie se mantiene en antena eternamente y todo actor sabe que llegará el día en el que deberá abandonar el escenario. Pues su historia, su serie, su vida habrá llegado a su fin. Así pues, cuando os suene el despertador y se abra el telón, sonreíd por que se ha abierto, pues nunca sabemos cuando los productores, a quienes los antiguos griegos hubiesen bautizado como “parcas”, decidirán dejar de financiar nuestra serie.

Explore posts in the same categories: Littera, Personal

5 Comments on “Memorias de un té amargo”

  1. Javi Says:

    Me gusta eso de comparar la vida con una tragicomedia y lo de los personajes que vuelven, se van par siempre, nuevas incorporaciones… no lo había pensado así, pero hoy mismo ha habido una aparición estelar en mi vida que me ha dejado un poco descolocado… habrá firmado por una temporada mas?? Será solo, como he dicho, una simple aparición, y desaparecerá dentro de dos capítulos?? No lo sé. Un saludoo!!

  2. Tuno Says:

    Pues si Jurgi, tenías razón. Me ha gustado el texto. Es una forma muy original (y bastante real) de describir la vida. A mi me cuesta arrancarme esa sonrisa por la mañana, pero mentiría si no dijera, que ultimamente gente a la que me acerco no hacen que sonria. Y no hay nada mejor que verse a uno mismo sonreir, porque eso indica, que al menos en ese instante, está bien.

    Un abrazoo!!

  3. Mikel Says:

    Varias cosas que decir, como buen pedante que soy, así que empiezo citando, que para algo uno es pedante y los pedantes siempre vamos poniendo citas por doquier. “We don’t begin to live until we conceive life as a tragedy”, esto lo dijo Yeats, y no pienso traducir que no me apetece. Seguro que se entiende.

    Lo peor que nos puede pasar es no saber que la vida es eso, una tragedia, una comedia tragica en realidad, una suerte de diario de brdiget jones, o de mujeres desesperadas en la que nos vamos a dar mas hostias y mas golpes que terri hatchet (Se escribe asi) o la zellweger.

    Pero lo hay que saber es que no podemos convertirnos en simples testigos, pues nuestras vidas son eso: NUESTRAS.

    Por ultimo recordarte: que yo no soy ningun secundario en tu vida, y que pienso renovar contrato para siempre, es vitalicio mi cargo. Just for your information.

  4. Txente Says:

    Yo pienso que todos somos una espcie de demiurgo, todos somos “hacedores” de nuestras páginas, de nuestras historias e incluso de nuestras lágrimas, lo que hace bello el instante es la acción que imprimes, el sentimiento que acontece, la sensación que nos deja o la tensión sentida…Yo creo que somos la serie y somos em personaje, que la histria es sñolo nuestra y el protagonista principal de la misma, de la cual no nos vamos a echar nunca, por lo que abogo por una vida, nuestra vida y de un gesto, tan sólo vivir…Me ha gustado Jurgi un abrazo

  5. Iker Says:

    Realmente me a gustado la comparacion que has hecho. Estoy de acuerdo con todos, y dire entrando en la comparacion que habra que valorarla a nivel de satisfacción propia porque la calidad que imprimimos al guion y no dejarnos llevar por las audiencias, no convertirnos en telebasura ya que esta acaba siendo mediocre y temporal e intentar no ser nominados por la la Fundación Golden Raspberry…


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: