Puertas abiertas, puertas cerradas

1161632539_f_redimensionar.jpg

Cada día, cientos de puertas son abiertas.

Por su propia naturaleza, las personas aguardan constantemente a que una puerta les sea abierta. Desde una salida que les muestre la solución a sus contratiempos, una entrada triunfal al empleo soñado o un portal que les transporte a un universo feérico en el que evadirse.

Son esas mismas personas, quienes a su vez, también abren nuevas puertas con frecuencia. Ya sea para invitar a un desconocido a dejar de serlo, para restaurar la fortaleza de una amistad debilitada o para obtener la oportunidad de recobrar los pedazos de una confianza rota.

Lo fascinante de las puertas reside en la incertidumbre que nos inspira no saber qué se encuentra al otro lado y como nos influirá una vez cruce la puerta, para entrar en nuestras vidas. El primer paso para eliminar ese miedo irracional, es cerrar la puerta a los temores más absurdos.

Cada día, cientos de puertas son cerradas.

Explore posts in the same categories: Littera, Personal

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: